CUERPO, MENTE Y ESPIRITU

CUERPO, MENTE Y ESPIRITU

Hace tiempo que no escribo en el blog, estaba pasando una etapa de re programación mental, crecimiento personal y evolución profesional. Siempre  escribo cosas relacionadas con la estética y belleza y lo seguiré haciendo pero hoy, quiero hablar sobre la importancia de conseguir la armonía entre cuerpo, mente y espíritu, ahí es donde se consigue la verdadera belleza, esa belleza que se refleja en tu piel, en tu forma de andar, de expresarte, esa belleza que la gente siente por la energía que desprendes, por tu forma de mirar, tu forma de hablar.

El equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu no es fácil de conseguir. Es un trabajo largo y hay que tener mucha paciencia pero poco a poco os iréis dando cuenta de cómo podéis ir cambiando.

Equilibrio mental. Mindfulness.

Todos sabemos la importancia de una dieta sana y hacer ejercicio, pero todo eso no sirve de nada si nuestra mente no la limpiamos de frases tóxicas y negativas, las personas nos auto exigimos, nos regañamos, nos maltratamos psicológicamente. ¿No te lo crees? prueba a escuchar tus pensamientos durante solo una hora, te sorprenderás y si en una hora escuchas eso, imagínate esa información durante un día, otro y otro, mensajes negativos que nosotros mismos nos decimos y no somos capaces de controlar porque ha llegado un momento que ni los escuchamos.

El poder controlar esa información y transformarla, es parte de un crecimiento personal intenso con muchas emociones, muchos bajones y subidas, pero es algo que merece la pena.

La meditación, todos los días, el PNL… hoy en día tenemos un amplio abanico para conseguirlo, cursos de crecimiento personal, auto conocimiento, control mental, hemos venido a esta vida a aprender, a vivir y conseguir nuestra mejor versión, la versión más bella de nosotros mismos, siendo capaces de controlar nuestra mente y siendo felices con lo que tenemos.

Yo medito todos los días antes de dormir, es mi momento de paz y tranquilidad, es mi regalo, todo tranquilo, todo en paz, son solo 10 minutos, pero lo suficiente como para conseguir quitarme la tensión de todo el día.

Siento mi cuerpo, pienso en las emociones del día, recuerdo las cosas buenas y me quedo con eso, así he conseguido volver a dormir.

Hoy no os cuento ningún truco de belleza ni os hablo sobre tratamientos estéticos, hoy quiero que comprendáis la importancia de trabajar estos tres factores, una amiga mía me dijo que lo ideal para mantenerse en forma era hacer:

  • 30 minutos de ejercicio al día
  • 30 minutos de lectura al día
  • 30 minutos de meditación al día

Yo lo intento aunque todavía, ando en pañales, espero conseguirlo y poder así, sentir el bienestar que tanto busco.

Os recomiendo que lo intentéis, una hora y media al día, y vuestro mundo cambiará.

Nos vemos en el siguiente post.

Pilar Troya
Directora de Centro JADE

No se admiten más comentarios